Obre el menú principal

Canvis

Los pisanos usando de su dinero, con su acostumbrada
largueza, trajeron comestibles de do quiera se encontrasen,
los que procuraban ya a precio ya en cambio de otras mercanciasmercancías.
A los barceloneses socorrían con gran generosidad
y consolaban con su negociación.</poem>
tendido a ambas orillas de mar, observaba una y otra puerta,
y la juventud latina acampaba a la derecha y a la izquierda,
(49) protegiendo al duque por detràsdetrás y por delante.</poem>
 
 
campos, casas, mieses y frutos.
Y que además de los muchos daños causados
Tamarit habáihabía sido capturada.
El que había traído la carta era de la confianza del conde;
y con todo la carta decía otros de lo que era la fama
y que el enemigo se había presentado delante de Barcelona,
y se había acampado en la colina proximapróxima.
 
Dicen que el conde de Urgel y el de Cerdaña
y los demás escogidos caballeros de la parte de Gerona
sobre cuyas tierras recaía la guerra,
habían rechazado admirable menteadmirablemente a los crueles ismaelitas
formando un ejército reunido.
Que favorecido del Señor habían puesto en fuga a innumerables tropas,
|
|col2=<poem>(97)Entretanto el motivo por qué se entrega a aquellas demostraciones de júblio
el pueblo barbarobárbaro fue descubierto por el ''gran héroe catalán''
(99) y convoca una junta de próceres. </poem>
 
24.764

modificacions