Obre el menú principal

Adolfo Vázquez Humasqué

Adolfo Vázquez Humasqué (Vilafranca del Penedès, 1887Mèxic, 1975). Va ser el fundador de l'Alfonso XII CF., que posteriorment es transformaria amb l'actual Reial Mallorca.

Infotaula de personaAdolfo Vázquez Humasqué
Biografia
Naixement 1887
Vilafranca del Penedès (Alt Penedès)
Mort 1975 (87/88 anys)
  Governador civil de la província de Jaén 

Activitat
Ocupació Enginyer
Modifica les dades a Wikidata

BiografiaModifica

Enginyer agronom, va ser director de la Granja Escola d'Agricultura de les Balears i director de l'Estació Enològica de Felanitx. Durant la Segona República va ser governador civil de Jaén, inspector general de serveis socials agraris, director general de Reforma Agraria, director de l'Institut de Reforma Agraria i sotssecretari del Ministeri d'Agricultura.[1]

Un enginyer que l'any 1917 dirigia la Granja Escola d'Agricultura de les Balears. Com a escriptor, destaca com a autor de Nuevos cultivos en Mallorca (1915) i de la novel·la El secreto de la pedriza (1920), de la qual la productora Balear Film realitzà la pel·lícula homònima. L'any 1929 es traslladà a la Península i ocupa diferents càrrecs polítics vinculats al Ministeri d'Agricultura; El 1939 es va exiliar a Mèxic, on morí l'any 1975.

Alfonso XIII FooballModifica

El 22 de gener de 1916 es va elegir una junta per dirigir una Asociación de Clubs, la tasca de la qual fou efímera, perquè el Veloç Sport Balear abandona aquesta iniciativa. Aquest fet fou determinant per a l'aparició d'un nou club a Palma: l'Alfonso XIII.

« Una tarde presenciaba yo, en la plaza de toros de Palma, una becerrada benéfica, y allí vi a un oficiante de matador, alto, huesudo, bien plantado, que con gran valor y mucho arte cumplía su cometido, siendo cariñosamente ovacionado por el público asistente. Era Antoni Moner; me inspiró gran simpatía, ¿por qué? no sabré decirlo; de esa simpatía instintiva, de esa atracción que suele ser recíproca en el hombre y que en la primera ocasión que se presenta, se convierte en sincera y sólida amistad. Más tarde pude apreciar su habilidad en el tiro de pichón, y en virtud de esta buena disposición que hacía él experimentaba, deseé su triunfo, y el éxito coronó su esfuerzo, y mi deseo.

Cuando me metí en andanzas futbolísticas, Alberto Elvira, mi colaborador, me señaló a Moner como antiguo aficionado, que había practicado el football en Palma y Barcelona, con gran éxito, y tras de su cooperación me lancé. Estaba en el Círculo Mallorquín; tresilleaba; atentísimo, me escuchó, y a pesar de no poseer ningún título de recomendación para que accediese a lo que yo solicitaba, por deferencia a la súplica y simpatía a la idea, aceptó mi propuesta, y colaboró con todo el prestigio que rodea su figura en Palma, y toda la valía de su personalidad anímica.

Moner es un carácter rectilíneo; culto como corresponde a quien posee un título académico meritorio, inteligente y de férrea voluntad, es un ser dejos que llegado el momento arrastran multitudes, por la sinceridad de sus resoluciones y la simplicidad con que sabe exponerlas y ejecutarlas. El peligro le enardece; no busca impremeditamente el conflicto, pero cuando se presenta no lo rehúye, haciéndole frente con valor y serenidad. Al querer él desechar la pereza de una vida provinciana regalona, y entrar en la vorágine de la sociedad, llegaría muy arriba, en el campo de la ciencia, de la política o de cualquier orden de actividad que eligiese para el desarrollo de sus excepcionales aptitudes; no piensa en ello, y quizá esté en lo cierto; las luchas traen muchos sinsabores; la vida es efímera y hay que vivirla lo mejor posible… No tiene enemigos; todos los que le conocen le quieren; Don Toni; como le llaman los humildes que lo respetan y lo veneran al mismo tiempo; Moner por antonomasia, cual si fuera el único de este apellido, como le decimos los demás, es una cumbre en la Real Sociedad Alfonso XIII de Football. Yo personalmente, le estoy sumamente agradecido por su valiosa cooperación, y cumplo un ineludible deber, al dedicarle este modesto trabajo de recopilación, debiendo hacer constar, que aunque en el Alfonso XIII no hubiera tenido satisfacciones -que a Dios gracias no han faltado- solo el hecho de haber logrado por su intermedio la amistad de Antoni Moner Giral, me compensa de todos los sacrificios impuestos

»
— TRILOBITES [Adolfo VAZQUEZ], «A mi amigo Antonio Moner», Año y medio de vida sportiva, Palma, 1917

Aquestes paraules plenes de sentiment i admiració estan adreçades a qui fou el primer president electe de l'entitat vermellenca, Antoni Moner Giral, i apareixen en el pròleg del llibre Año y medio de vida sportiva que, amb el pseudònim Trilobites, va escriure Adolfo Vázquez.

El 5 de març de 1916 Adolfo Vaázquez presidí la primera junta directiva que es constituí al carrer de Can Armengol de Palma.

Li devem la construcció del primer camp de futbol de mides reglamentàries que hi va haver a Mallorca, el camp de Bons Aires, situat entre l'hipòdrom i la caserna de la Guardia Civil, i la fundació de l'Alfonso XIII, l'equip de les cendres del qual va sorgir l'actual Reial Mallorca.

ReferènciesModifica

BibliografiaModifica